Descripción

El libro que tienes en tus manos es el producto de un largo trabajo de investigación, del empeño e ilusión por recuperar el legado histórico de nuestra Sierra Norte. Como alcalde de Venturada, uno de los cuarenta y dos municipios que la componen, es un orgullo presumir — digámoslo así — de la iglesia de Santiago Apóstol, parroquia de este municipio, protagonista de excepción en este trabajo, no sólo por su advocación, sino también por ser uno de los ejemplos románicos más destacados de la Comunidad de Madrid, teniendo además la distinción de ser, durante la Reconquista, la primera iglesia parroquial de este estilo levantada en nuestra Comunidad (junto con el Convento de San Julián y San Antonio en La Cabrera, que fue la primera construcción monástica) y poseer el mejor pórtico románico conservado en Madrid.
José Manuel Encinas Plaza, autor de este trabajo, dedicó especial atención a la vinculación de estos ejemplos del románico serrano a la primera ruta que unió Toledo y Madrid con el Camino de Santiago en una etapa previa al Camino de Madrid conocido actualmente. Así, tanto por el número y datación de los restos conservados en la Sierra Norte, como por el desarrollo de la red viaria en la Alta Edad Media, podemos suponer que, cuando la Sierra volvió a manos cristianas, en el siglo XI, comenzó un peregrinaje a Compostela a través de Somosierra.

Completa el trabajo una detallada relación de los ejemplos arquitectónicos más relevantes del Románico en la Sierra Norte de Madrid, con su historia y evolución, que son más de lo que se piensa, como irás viendo a lo largo de estas páginas.

Otra novedad de este libro es el diseño de una RUTA DEL ROMÁNICO EN LA SIERRA NORTE, que prácticamente abarca el territorio en su rica variedad de espacios naturales (Sierras del Rincón y La Cabrera, Vega del Jarama, Valle del Lozoya…) y que te animo a conocer y disfrutar. Merece la pena.

Sin más, te dejo con este libro, deseándote la satisfacción de conocer mejor el patrimonio histórico artístico de nuestra Sierra Norte, del cual forma parte el casi desconocido arte Románico en la Comunidad de Madrid.