Descripción

Cine anticomunista (101 películas para combatir el olvido) es una obra sin equivalentes en su género, nacida con la vocación de perdurar como el texto de referencia sobre el cine anticomunista en el ámbito hispanohablante.

 

En unos tiempos de flagrante monopolio del discurso progresista-izquierdista, sumiso a los lugares comunes de la corrección política, este libro audaz supone una anomalía en el esclerotizado contexto editorial español, donde el grueso de las publicaciones aparecen coartadas por idéntico patrón marxista cultural o, en su defecto, indefinición ideológica.

 

Frente a los enfoques académicos habituales (fluctuantes entre la demonización sociológica y el desdén intelectual), nuestra valoración del cine anticomunsita –pese al prefijo negativo inserto– será afirmativa, nunca apologética.

 

Películas anticomunistas, pero también producidas en regímenes comunistas, tendrán paradojal cabida en la obra. Todo ello con un objetivo claro: denunciar, y visibilizar, la aberración comunista desde los más variados ángulos posibles.

 

Lejos de toda obviedad y maniqueísmo, Cine anticomunista (101 películas para combatir el olvido) es un viaje cronológico a través del cinema mundial, que nos permitirá revisar la realidad criminal del comunismo por la vía de sus muchas manifestaciones históricas, geopolíticas y psicosociales: desde el asesinato de la familia Románov hasta el régimen totalitario de Kim Jong-un, pasando por el sadismo chequista en España, los crímenes de la Stasi, el laberinto burocrático castrista, la brutal represión de los Jemeres rojos, el sanguinolento Vietcong, el secuestro y ejecución de Aldo Moro o el martirio del Padre Popieluszko, entre otros muchos asuntos; entre tanto, el libro implica también un paseo de pesadilla por aquellas patrias arrasadas en las que el socialismo-comunismo fue impuesto para perdición de sus pobladores: Rusia (URSS), China, Corea, Vietnam del Norte, Camboya, Cuba, Polonia, Hungría, Alemania Oriental (RDA), Laos, etc.

 

Todas las variantes industriales del cine anticomunista tendrán cabida en la obra: películas de propaganda, superproducciones de calidad, cine independiente, piezas de “arte y ensayo”, subproductos de explotación, telefilmes, etcétera, del arco que va de directores como Krzysztof Kieślowski a un Joseph Zito, pasando por Rafael Gil, Alfred Hitchcock, Andrzej Wajda o Roland Joffé. Junto a los criterios de selección pertinentes, serán destacados unos códigos de calificación adaptados a cada filme, valorando unas y otras películas en sus respectivos ámbitos comerciales.

 

Cine anticomunista (101 películas para combatir el olvido) es algo más que un mero libro de consulta sobre cine. Es la denuncia didáctica y objetiva de la más monstruosa y depredadora ideología conocida llevada al celuloide.

 

Más de cien millones de muertos justifican nuestro empeño.