Descripción

Blas Piñar, desde su juventud, como él mismo reconocía en público y en privado, se sintió poderosamente atraído por la figura, la obra y la doctrina de Corneliu Zelea Codreanu, el Capitán y fundador de la Legión de San Miguel Arcángel de Rumanía. Siempre reconoció a Codreanu como uno de sus principales mentores y referentes políticos e intelectuales. Afirmaba Blas Piñar, una y otra vez, su admiración por el líder rumano y la vinculación espiritual con su Movimiento, cuya lealtad perduró durante toda su vida.